Como óptica de referencia para lentillas desechables en Bilbao , nos gustaría dedicar este post a hablarte sobre las lentes de contacto.

Si usas lentillas de forma habitual, queremos compartir contigo una serie de pautas relacionadas con su cuidado y mantenimiento. En primer lugar, ten en cuenta que tus ojos necesitan descansar de las lentes de contacto. Por eso, es recomendable quitártelas cuando vayas a dormir, especialmente si son de tipo rígido. Después de estar todo el día con ellas puestas, lo mejor es darse un respiro. Hay modelos para uso prolongado, pero siempre aconsejamos extraerlas para que se oxigene el ojo.

Cuando te quites las lentillas, acuérdate de guardarlas en un estuche con el líquido especial para que se mantengan limpias y evitar las infecciones en los ojos. Recuerda no dejarlas perdidas por la mesa o sueltas por el lavabo, ya que pueden llenarse de suciedad, gérmenes, etc.

Como centro especializado en lentillas desechables en Bilbao, te aconsejamos lavarte las manos siempre que vayas a ponértelas de nuevo. Así no les transmitirás ninguna partícula que pueda causar irritación en los ojos. Además, tendrás que acostumbrarte a limpiarlas con la solución especial.

Es aconsejable, asimismo, cambiar el estuche donde las guardas cada 3 o 4 meses para evitar problemas con la mala higiene.

Desde Óptica Konos, te recomendamos que te pongas en contacto con nosotros ante el primer síntoma de enrojecimiento o irritación en los ojos. Si te hacen daño, lo conveniente es quitártelas e ir a un centro como el nuestro.