Si estás pensando en comprar unas gafas progresivas en Bilbao, es importante que te des prisa en hacerlo, las consecuencias de necesitar gafas y no utilizarlas son muy negativas. A menudo pasa que, por desidia o desinformación, muchas personas se demoran en conseguir las gafas que su vista les requiere o, directamente, no las usan nunca. Existen algunos mitos que son, en parte, responsables de este comportamiento: hay personas que piensan que llevar gafas puede tener efectos perniciosos. Nada más lejos de la realidad.

La Organización Mundial de la Salud ya ha alertado sobre este problema que genera, en todo el mundo, una reducción de la productividad en el trabajo. Incluso puede llegar a ser muy peligroso. Hay accidentes relacionados con la falta de visión óptima, como caídas, por no hablar del riesgo de conducir un vehículo sin ver correctamente, algo prohibido por ley. Con la pérdida de visión el entorno se vuelve cada vez más desconocido, se pierde la atención en los detalles y podemos llegar a tener serios malentendidos, como confundir un cartel o un gesto.

Actualmente, gracias a la existencia de gafas progresivas en Bilbao, cualquier persona puede ver de forma excelente tanto en corta distancia como en media y larga. La tecnología ha mejorado mucho y ya no son necesarias varias gafas diferentes ni cristales demasiado gruesos. Hoy día, incluso en términos estéticos, las gafas se han convertido en parte de la persona moderna y hasta quienes no las necesitan las llevan por su belleza. Las personas que se resisten a su uso no suelen hacerlo demasiado tiempo, las nefastas consecuencias acaban siendo evidentes para cualquiera. Además de las ya mencionadas, vale la pena destacar las posibilidades de mareos, dolor de cabeza y vértigo.

Si necesitas usar gafas, no te juegues tu salud y conócenos. En Óptica Konos te ayudaremos.