Cada vez son más las personas que preguntan por las ofertas de gafas graduadas en Bilbao, pues son conscientes de los avances que han tenido estos elementos y la importancia que tienen hoy en día para la sociedad.

No obstante, para llegar a las actuales ofertas de gafas graduadas en Bilbao tenemos que remontarnos unos cuantos años para ver el origen de las gafas como tales y su evolución hasta la actualidad.

Se habla de las gafas como uno de los inventos más importantes de la humanidad, pues gracias a ellas todas las personas disponen de una buena visión a pesar de sus problemas visuales. El astrónomo árabe Alhacén fue el primero que sugirió que las personas necesitaban de algún elemento para ver mejor, allá por el año 1000 d.C.

No obstante, no fue hasta que artesanos del siglo XIII fabricaron unos cristales con protección visual que fueron perfeccionando hasta unir dos lentes convexas y montadas en un círculo de madera con un remache que las unía. Y con los años se consiguieron unas monturas de plomo, siendo ya unas patillas similares a las que conocemos en la actualidad. Después, en el siglo XVI se recurrió a otros materiales como el cuero, el cuerno, la plata o el bronce, pero eran materiales solo al alcance de los ricos.

¿Sabías que estos avances continuaron con los reajustes para que las gafas no se cayeran y quedaran apoyadas en las orejas? Así, los ejemplares de estas gafas modernas se pudieron ver en Londres en 1728, llegando a su popularización un siglo más tarde. Y en el siglo XX las gafas se fueron perfeccionando para abarcar todo el campo de visión y, finalmente, que dispusieran de una graduación adaptada para cada ojo.

En definitiva, en Óptica Konos tenemos muy presente la historia de las gafas y sabemos de su importancia en la sociedad.