Si estás buscando ofertas de gafas graduadas en Bilbao, seguramente ya habrás pasado por todo tipo de exámenes para conocer el estado de tu visión. Sin embargo, si hace poco que sufres de problemas visuales y te gustaría saber cuáles son las pruebas que se realizan para saber su graduación, ¡en este post te lo contamos!

Antes que nada, puedes quedarte tranquilo, pues no son nada invasivas y pueden llevarse a cabo tanto en una consulta médica como en cualquier óptica. Cuando acudas al centro en el que adquirirás las ofertas de gafas graduadas en Bilbao, el especialista te hará una serie de preguntas acerca de tu visión en general y luego pasarás a una sala donde deberás estar sin gafas (una vez que te las receten si todavía no lo han hecho).

En primer lugar, deberás sentarte enfrente de una máquina llamada autorrefractómetro, pegando muy bien el mentón donde te indiquen. A continuación, deberás observar por dos lentes en las que te irán apareciendo diferentes imágenes u objetos, los cuales irán cambiando de posición para determinar el momento en el que se reflejan en tu retina y, por tanto, tu grado de visión.

En segundo lugar, tendrás que "enfrentarte" a los reconocidos test de Snellen y Landot que seguro que has visto en más de una ocasión. Están compuestos por una serie de letras o figuras que se vuelven cada vez más pequeñas, y deberás mirarlos desde una distancia de 6 metros. El profesional colocará un agujero estenopeico con lentes de distintas graduaciones y te hará una serie de preguntas. Estas determinarán la graduación exacta que necesitas y tu tipo de problema. A partir de ahí, se te recetarán o cambiarán tus lentes.

Desde Óptica Konos esperamos que esta información te haya sido de utilidad. No dudes en visitarnos para revisar tu visión.